jueves, 24 de noviembre de 2011

Charla "Literatura Fántastica Juvenil"

El pasado 18 de noviembre participé en una actividad organizada por la Biblioteca de Santiago y enmarcada en las actividades de "Noviembre Fantástico". A continuación, algunas impresiones:
  • Qué grato fue conocer y conversar con Luis Saavedra. Desde hacía algún tiempo que quería conocerlo y aún más después de las constantes referencias y agradecimientos a su persona durante el lanzamiento de Octocéfalo.
  • Fue un lujo que Francisco Ortega, más allá de moderar, haya incitado la conversación.  Me recordó lecturas y "tardes de cine",  además de sacarme confesiones que ponen en riesgo mi situación laboral... (nah!)
  • Una grata experiencia conocer y compartir con Felipe Real. Notable cada uno de sus comentarios, aprendí mucho y me provocó una persistente nostalgia por los tiempos letrados en Campus Oriente.(Sí, vale, soy viejo, pero basta ya con lo de la "brecha generacional").
  • Mr. Flowers y su reiteradamente mencionada obra El mago del desierto (Capuccino's affair incluido) fueron referentes de lo que se está haciendo, del impulso que la literatura fantástica está tomando en el panorama editorial actual y de lo que vendrá en el futuro cercano.
Solo me resta agradecer la invitación y esperar que una instancia de diálogo como esta se vuelva a repetir.

domingo, 13 de noviembre de 2011

OCTOCÉFALO en El Mercurio, 12 de noviembre

Agradecimientos OCTOCÉFALO

Quiero agradecer a Ediciones SM, en especial a Sergio Tanhnuz, por su confianza y apoyo para la realización de este proyecto. A Bernardita, mi compañera editora, que se hizo cargo de mi cuento; a Don Alejandro Cisternas, por ponerle estilo a la corrección; a Jennifer Contreras, diseñadora del libro, y a Carmen Gloria Robles, por su visión en el arte.
En lo personal, también quiero agradecer a Javiera, por mantenerme creando y creyendo; a mis padres y familiares, a mis amigos (en especial a Rocío Serrano, Daniela Ehrenfeld y Andrés Prieto) por leer mis cuentos desde hace años y aguantarme las ínfulas de escritor; a todos los octocefalitas, pero con énfasis en José Luis, Alberto y Jorge por su crítica sincera y consejo para pulir mi escritura. A Gabriel Rodríguez, quien me tuvo que soportar acosándolo en varios lanzamientos desde Mortis, eterno retorno, de Miguel Ángel Ferrada, a quien agradezco su disposición y sus palabras.
Y en lo más personal, un abrazo a la distancia a mi hija Amparo, siempre presente en su relativa ausencia.
Finalmente, gracias a todos los eventuales lectores de Octocéfalo. Nos reencontramos en sus páginas.

Foto: Cristián Salazar

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Una breve participación en el nº8 de la revista Había una vez

Me pidieron que recomendara 5 novelas gráficas chilenas que estén disponibles en librerías no especializadas, para lectores adolescentes. Por lo tanto, fuera "Las playas de otro mundo", "Informe Tunguska" y otras tantas obras. Luego veo la revista y noto que Nelson Dániel la tuvo fácil.
Una aclaración: experto en novela gráfica no es lo mismo que "ñoño que lee cómics". No, señor.

martes, 8 de noviembre de 2011

Bienvenidos a Bajo Raíz (El lanzamiento de El mago del desierto)

Para el lanzamiento de El mago del desierto de JL Flores, algunos esperaban que cuando dijera "Bienvenidos a Bajo Raíz" sonara igual a decir "Bienvenidos a la Isla de la Fantasía". Lamentablemente (léase afortunadamente), no fue así, por distintas razones:
 
  1. No estaba vestido de blanco, a lo Mr. Roarke, ni tengo la facha semivampírica de Ricardo Montalbán, sino hartos kilos de más y menos carisma.
  2. En vez de estar junto a un enano que grita "El avión, el avión", tenía por compañia a los goliardos de, bueno, Gens Goliae: una mutación de borrachos de taberna, vikingos y osos, tocando música medieval acondicionada a la época tecno-punk, con bombo y gaita, tratando de adecuarse a las características de la audiencia.
  3. No estábamos en una isla. La plaza del encuentro en FILSA es un cuadrado en el centro de una encrucijada por donde transita mucha gente, muchos de los cuales se unieron al lanzamiento gracias a la actuación de Gens Goliae. Y no me refiero solo a la ejecución de instrumentos. Posiblemente el sonido no fue de lo mejor (sin eufemismos, no fue bueno), pero eran las condiciones técnicas que nos ofrecía FILSA. En una sala se pierde visibilidad, se pierde el sentido de carnaval que quisimos darle a la presentación en público de la obra de JL Flores. Y desde donde yo estaba, la expresión en la cara de los asistentes era priceless. (No tanto como la de JL Flores III, cuando su padre lo anunció como "el" mago del desierto, pero casi).
  4. Y sobre la fantasía, creo que sobre ese punto hay que dejar hablar a la obra misma y la relación que establece con cada lector. Si se quiere leer dentro de los siempre cuenstionables y difusos límites de un género (con el perdón del tovarisch Todorov y sus acólitos), bueno, nada que hacerle y disfrútelo así. Pero no es la única lectura de esta obra, sea considerada fantástica, iniciática, de aventuras u otros géneros. Por fortuna, la realidad de la gran mayoría de los lectores competentes es que se dejan atrapar por la historia y no exclusivamente por los códigos y convencionalismos. Caer en eso es leer haciendo cosplay, asumir disfraces como señas de identidad lectora.
Finalmente, solo agradecer a los presentadores y a toda la gente que asistió y soportó estoicamente la larga fila de las firmas. Claramente el lanzamiento fue un promisorio inicio del camino del maguito hacia la vida de sus lectores.