martes, 21 de octubre de 2014

Curatoría de espantos



La Curatoría de Espantos es una institución dedicada a la recopilación, estudio y preservación de obras creadas en trances, estados mórbidos o crepusculares. Desde su formación, en 1746, conduce un acucioso registro de casos y divagaciones, muchos de ellos catalogados como extrasensoriales o del ámbito paranormal. En sus archivos se han indexado un amplio número de colecciones que, en su gran mayoría, fueron recuperadas desde bibliotecas secretas repartidas en todo el mundo. Por este motivo, la institución hoy se constituye como la primera fuente de referencia sobre representación de la extravagancia y de la locura.



En este número se presentarán ejemplos vinculados con la exploración de zonas desconocidas del cerebro, la relación entre entomología y estructuras patológicas de la personalidad, y la inversión del arquetipo del héroe. Además se incluyen gráficos ilustrativos y juegos de ingenio como batería de autodiagnóstico.



Finalmente, una parte importante de esta publicación está dedicada a la difusión de algunos de los trabajos más biográficos y menos conocidos de Bostjan Stavim (1860-¿1956?), realizados durante sus primeros viajes por Europa. Gracias a la colaboración de connotados criptógrafos, fue posible descifrar las notas de su diario y establecer una relación con sus ilustraciones más tempranas.












Curatoría de espantos es un libro de 56 páginas que combina cómic, diario de viaje, juegos y relatos sobre miedos y fobias.
Publicado por Editorial Piedrangular
Lanzamiento en Filsa 2014, sábado 01 de noviembre, 17:30 h.

martes, 5 de agosto de 2014

Celebrar los 75 años de Batman

http://www.artofwei.com/wp-content/
uploads/2012/01/OldmanBatman.jpg
Celebrar los 75 años de Batman y contemplar como tu abdomen se abulta y la calvicie gana terreno. Buscar el último número de Detective comics entre las cuentas del gas, el agua y los gastos comunes sin poder encontrarlo. Discutir cuál es el mejor batimóvil de la historia cuando ni siquiera tienes licencia de conducir porque te vuelves una maraña de nervios cuando tomas un volante. Que Gatúbela cada día se parezca más a la loca de los gatos o al travesti que te piropea cuando llegas tarde. Entonces empiezas a sentir simpatía por Adam West y ya no te indigna tanto lo que le hicieron a Bill Finger. Total, a todos nos han cagado alguna vez en la pega.
Y piensas en el mayordomo inglés cuando te toca hacer la cama, ordenar tu despelote o limpiar el W.C. porque no te puedes agachar sin que te duele la espalda de tanto estar sentado tras una pantalla, diez o doce horas al día. Y no es un villano inyectado en veneno el que te manda al quirófano a reacomodarte las vértebras; es la rutina y las cuentas de la misma isapre para pagar un plan que no te cubre todos los gastos de la operación y terminas pidiendo otro crédito al banco que te vuelve a robar con la tasa.
Finalmente haces todo lo posible por seguir creyendo la fantasía semifacistoide y te niegas a aceptar que los criminales son más nihilistas que supersticiosos. Al final, los malos ganaron y su mayor triunfo es hacer que no te des cuenta de ello.
Suena el teléfono rojo y nadie responde. Ya no hay presupuesto para encender la batiseñal y te quedas a oscuras en tu crisis de mediana edad, preguntándote cómo estarás cuando cumplas 75 años y no te alcance la pensión.